Cómo sobrevivir a la época de festivales sin morir en el intento

Sí, los festivales están de moda. En serio, lo están. Los festivales se han convertido en los eventos culturales más importantes de España celebrándose más de 870, según el Observatorio de Patrocinio de Marcas elaborado por Ticketea y Neolabels este año.
Con el sol llegan las pulseras, los vasos con bandas de música y los amaneceres dando saltos. La época de festivales ya ha llegado y en Oso Polita queremos que no desfallezcas y nos sigas leyendo en otoño y, por eso, te vamos a dar 7 consejos para sobrevivir a la época de festivales sin morir en el intento.

7 consejos para sobrevivir a la época de festivales

1. Supera el famoso Fear of Missing Out (F.O.M.O.). Más de 870 festivales, lo has leído bien. ¿En serio crees que vas a pasar el verano sin perderte alguno? Supera los stories de tu Instagram, los selfies y los grupos de whatsapp. No puedes ir a todos, pero a los que vayas, seguro que los podrás disfrutar al máximo.

2. Haz pinchadas durante el año para ahorrar. Tener una controladora en casa es igual de común que tener el libro de “1001 discos que escuchar antes de morir” de Robert Dimery. Probablemente IKEA incluya la Traktor S2 en su catálogo 2018-2019. Hay miles de baretos en donde puedes poner tu música y ganar unos eurillos con los que pagarte el abono. Eso sí, que no se te olvide que ser DJ es una carrera muy profesional, sacrificada y dura. Si quieres acabar pinchando en el BASOA del BBK vas a tener que hacer mucho más que trastear con tu controladora y pasar el rato en algún bar pinchando.

Fotograma de la película Gremlins 2 de Joe Dante

3. Cómprate los mejores modelos de manera low cost. Venga, sí, que todos queremos que los fotógrafos de los festivales se fijen en nosotros y nos saquen en su Instagram o en los blogs. Todos queremos ser influencers por un día y el festival es ese espacio en donde puedes dejar brillar a esa diva que tienes dentro. Pero vas a sudar, a llenarte de polvo y puede que de barro. No hace falta que te dejes el sueldo del resto del año en tus modelitos, recurre al low cost de toda la vida, “ojocuidao” con las boutiques de barrio y las tiendas de ropa de chinos. Busca, busca, busca mucho…y encontrarás.

4. Revisa las playlist de los festivales. Oh no, están hablando de esos grupos de la letra pequeña del cartel y no tienes ni idea de ninguno. Si no quieres enfrentarte al temor de todo hipster, haz los deberes, escucha las playlist de los festivales en las plataformas de streaming y disfruta de las bandas emergentes.

5. No finjas que te gustan las nuevas tendencias si lo que amas es el Pop Rock de toda la vida. No hace falta que te aprendas lo último de C.Tangana, que te pongas un chándal con zapatos ni que abraces el trap. Si lo que más quieres es disfrutar de Noel Gallagher en el BBK haz cola, no estás solo, miles y miles de personas también corearán “¡viva el Britpop!” contigo.

6. Controla las pertenencias. Recuerda que tu capacidad de control es inversamente proporcional a la caída del sol, y con ella tus pertenencias. Si no quieres lamentar la pérdida de tu bolso o de tu móvil y tener ansiedad por no poder publicar stories sobre tu paso por el festival, “mind the night”.

7. Asume la depresión postfestivalera. Te llegará. Pero no es tan grave. Hay vida más allá del último festival del verano. Cuando llegue el frío, las bandas seguirán sus giras en salas y podrás seguir sus agendas y seguir bailando en interior a la luz de la discoteca. El festivalero no se hace, se nace.