Guía para escuchar música en casa (I)

Si estás leyendo este post es porque sin duda eres un gran amante de la música. Seguro que cada día te acompañan un buen puñado de canciones desde que te levantas hasta que te acuestas; música de todo tipo, de todos los estilos, de los últimos fichajes de Oso Polita… Canciones en diferentes dispositivos y formatos. Puede que te levantes con la radio, o que seas de esas personas que tienen una canción despertador de cabecera que cada día. Sea cual sea tu caso, aquí van una serie de consejos, en dos partes, para escuchar música en casa. Algunos ya los conoces, otros te parecerán interesantes, y como siempre, te invitamos a aportar tus propias ideas en los comentarios.

 

Un buen equipo

“La melomanía requiere una buena economía”. Falso. Siempre está bien tener unos buenos altavoces, unos auriculares decentes y un equipo que no esté mal. Y si no… imaginación al poder. Al final son los oídos los que lo notan, así que siempre está bien dedicar unos ahorros a la música que vamos a escuchar entre nuestras cuatro paredes.

¡Que la música te acompañe!

Es muy agradable cocinar, ducharse o pasar la fregona mientras escuchas música, y si no, recuerda a Freddie Mercury en el videoclip de “I want to break free”.

 

Canciones son emociones

Una canción para cada rato. Música que levanta el ánimo o te ayuda a levantar la semana un lunes. Piensa qué canciones son las más adecuadas para cada momento: quizá no sea una buena idea escuchar a Metallica antes de acostarte…

Ambiente de una charla

Reflexiona sobre la cantidad de veces que la música puede estar en un segundo plano y ser acompañante de una buena conversación con un vino, una cena romántica a la luz de las velas o el telón de fondo de una partida de Trivial.

 

 

Pero esto es solo una parte. No te pierdas la próxima entrega, en la que te proponemos más consejos…