El síndrome FOMO o la necesidad de estar conectado 24/7

Si todavía no has oído hablar de este síndrome, – FOMO (Fear of Missing Out)– no te preocupes, estamos aquí para contarte por qué se ha extendido por gran parte de la población, en especial entre los jóvenes.

Como puedes suponer, FOMO consiste en la necesidad estar conectado al mundo –real y virtual- constantemente, para no perderse nada. ¿Contribuyen las redes sociales a este fenómeno tan 20-20? La respuesta es sí. Aquí te presentamos unos pequeños consejos para sobrevivir a este fenómeno de ansia; que sí, será de primer mundo, pero seguro que alguna vez lo has sufrido al sentirte angustiado por perderte alguno de los numerosísimos posibles planes de tu agenda…

  • Aparca un poco el móvil. Disfruta de la cercanía de los abrazos, de las cosas tangibles… Por suerte siguen siendo físicos objetos como los discos de Oso Polita, las camisetas de tus bandas favoritas…
  • No todo tiene que ser aquí y ahora, también es posible aplazar y procastinar. Dosifica las emociones.
  • Si todo es tan rápido, también será efímero. No todo dura para siempre. Seguro que tu prima no se queda para siempre a vivir en esa playa del Caribe con la que despierta a todos en sus stories de Instagram.
  • Tienes muchos contactos, la información que recibes pertenece a todos ellos, pero tú no puedes estar en dos sitios a la vez. Disfruta de tu espacio.
  • Hay cosas que no están en Internet, selecciónalas… y no pasa nada si no las compartes.
  • Crea momentos en el día en el que puedas estar sin teléfono. Un poco de ejercicio, el cine, un sitio sin cobertura…
  • Lo que buscas por la red, puede que esté frente a ti. Valora más lo que tienes cerca.

 

  • Coge un libro, es un mundo. Desconecta el teléfono y métete en la historia, vívela.
  • Haz cosas sin nadie. Si puedes, disfruta de tu independencia, de tomar decisiones sin consultar con nadie. Hay quien lo echa mucho de menos.
  • Recuerda que estos fenómenos anglosajones tan de moda siempre tienen su antítesis. ¿Quién sabe si en la próxima década será tendencia el JOMO (Joy of Missing Out)? Perderse cosas también mola.