Escuchar música vía playlists y curators… ¿y eso qué es?

En el mundo de la música, que siempre presume de ser quizá un poco más moderno y avanzado, todo cambia constantemente. Cambia la forma de recepción y de escucha de las canciones, y si algunas generaciones crecieron escuchando “Del 40 al 1”, ahora no hay que esperar al domingo por la mañana para saber qué temas o grupos van arrasando por la vida. Todo está mucho más segmentado y es más cómodo. En 2019, gracias a las playlists y los curators, reina la sencillez.

Eso de escuchar la música en cintas de cassette, CD o vinilos –algo que los fanáticos seguimos haciendo-, se complementa ahora con funciones más acordes a la actualidad. Escuchamos las canciones en nuestros dispositivos y en plataformas como Spotify. Y si antes solo nos fiábamos de nuestros locutores de confianza y nuestra emisora de radio favorita, ahora también tenemos curators que nos proponen playlists a través de estas plataformas. Hablamos de lugares como Spotify, Deezer o Apple Music, servicios de playlists y selectores musicales como Filtr y Topsify, además de curators independientes. En todos ellos confiamos en nuestro día a día para que seleccionen lo que vamos a escuchar en cada momento.

Hay varios factores a la hora de elegir nuestras playlists y curators, porque además de elegir la que mejor diseño y prestaciones tiene según nuestro criterio, también depende de si usamos Spotify, Deezer, Apple Music… o cualquiera de las plataformas que ponen al alcance del usuario la selección de música. Confeccionamos nuestras listas favoritas en función de sus características, pero también debemos tener en cuenta el dispositivo que tenemos (si es Android, iPhone…).

Todo son ventajas

Puntos muy a tener en cuenta: la posibilidad de escuchar música desde cualquier dispositivo. Además, el desembolso del usuario es realmente bajo, puedes escuchar música sin límites con solo suscribirte. Muchas de ellas ofrecen planes para agrupar a varios usuarios, plan familiar, etc, lo que fomenta la comunicación entre los diferentes avatares y perfiles de usuarios, que dejan huella de las canciones que han escuchado, sus recomendaciones, etc.

Todas las playlists se adaptan a los momentos vitales, emocionales y estacionales. De esta manera, es posible escuchar música agrupada en títulos tan sugerentes como “noche de invierno en el sofá”, “canciones para la bajona”, “para ponerse las pilas”, “para cuando estás superhappy” o “descubrir nuevos talentos”. Detrás de cada una se encuentran los curators, que son los responsables de hacérnoslas llegar. Además, las listas pueden aparecer vinculadas a las redes sociales y a los perfiles de las revistas, marcas… Everything is conected.

Como ya hemos comentado, no es extraño que tu marca de ropa favorita te pida que te suscribas a sus playlists… Todo el mundo está en el ajo: revistas de música, tiendas que nos gustan, discotecas y clubes a los que solemos ir, etc. Está claro que nadie quiere quedarse atrás, y todos los agentes del mundo música tienen sus correspondientes listas. Nosotros también.

¿Y tú? ¿Qué opinas de esta forma de escuchar música? ¿La utilizas? ¿Te ha cambiado la vida? ¡Cuéntanos!!!